Eventos / Cuarto Recorrido Virtual MAAA 16/07/2019


Museo de Arte Acarigua-Araure

Sala 1: MATERNIDAD, Homenaje a Wifredo Lam / Sala 2 y 3: NUEVO SURREALISMO

 

Bienvenidos al MAAA

El Museo de Arte Acarigua Araure, se complace en presentarles dos grandes exposiciones las cuales son el producto de un exhaustivo trabajo e investigación de nuestro equipo curatorial.

 

Sala 1:

MATERNIDAD, Homenaje a Wifredo Lam

 

“Wifredo Lam conoció a Sebastiana Piriz (a quien llamó Eva) en 1926, y su relación inspiró una serie de pinturas que destacan estilísticamente en la obra de Lam. La pareja se casó en 1929 y Piriz dio a luz a su hijo, Wilfredo Víctor, en 1930. La tragedia golpeó el año siguiente, cuando Lam perdió a su esposa y su hijo a causa de la tuberculosis. La intensa gama de emociones que Lam experimenta en este momento (la creación alegre de su familia y la pérdida rápida y trágica) incitó a Lam a experimentar con su estilo y producir obras con una calidad surrealista de ensueño.”

 

Mary Anne Martin & Maria-Lluïsa Borrás

 

Maternidad, homenaje a la obra del mismo nombre de Wifredo Lam, es una exposición colectiva donde se replantea el concepto de maternidad con la amplitud de género, la obra de Lam es una excusa para generar esta reflexión donde los artistas contemporáneos reinterpretan este tema universal de acuerdo a estos nuevos tiempos.

 

Artistas invitados: Wifredo Lam, Martha Araujo, Mariana Arevalo, Víctor Asuaje, Irly Chaurio, Basil Faucher, Arnaldo Ferrera, Johan Galué, Carlos Guayaban, José Reinaldo Guédez, Rafael Gutiérrez, Miguel Santiago Grisanti, Eliseo Solís Mora, Alirio Oramas, Xiomara Sánchez, Diego Silva, Carlos Zerpa

 

Ali Cordero Casal

 

SALA 2 y 3:

NUEVO SURREALISMO

 

“La fascinación se produce cuando se ha conmovido el inconsciente. Este no se expresa con palabras o razonamientos, sino con sueños, ensueños, intensiones o imágenes”

Carl Jung

 

Las imágenes creadas por estos artistas son un viaje al interior de su inconsciente. Los estímulos y sueños, su vida personal, sus miedos y restricciones, sus anhelos, los viajes imaginarios, su entorno y geografía vívida, se manifiestan en su creación. En el caso de los artistas Juan Salvador y Daniel Serva, el leitmotiv de su trabajo, es el autorretrato, ellos son los protagonista de sus obras.

 

Grandes creadores han trabajado el autorretrato: Vincent Van Gogh se pinta a si mismo en 1886, con el pabellón de la oreja vendado, tras la supuesta automutilación de su lóbulo.
Velázquez se pinta escondido como testigo en “Las Meninas” Frida Kahlo, la gran artista mejicana, registra los avatares de su vida en sus lienzos y… finalmente, citamos la obra de Salvador Dalí, en su pintura “Guillermo Tell” en la que aparece un caballo alado, representando la relación de el con su padre, mitificado en la leyenda del famoso Tell, que tradicionalmente simboliza la lucha por la libertad y el pronunciamiento en contra la tiranía.

 

Salvador y Serva no son una excepción que se pueda dejar para la historia, su mundo onírico, expresado en sus fotografías manipuladas, es algo digno de mucha atención. Ellos son, sin duda alguna, artistas “Millennial” con los recursos técnicos de esta época, los cuales maneja con rigor.

 

Johan Galué, el único pintor del grupo revela las imágenes de sus sueños, su mundo interno y sus vivencias. En ellas vemos el impacto de este momento en la historia de los venezolanos y al verlas generan reflexión y estimulan el pensamiento una característica que cualidad de los grandes artistas.

 

Sobre la obra de Johan cito a Lieska Husband quien escribió un fantástico texto sobre este extraordinario artista:

 

“El hombre tiene la capacidad de soñar, de escapar a mundos paralelos. Pero si la expresión artística es el conducto para canalizar todo ese laberinto de recuerdos, sentimientos y emociones, el resultado es una propuesta convertida en poética visual liberada de los prejuicios del mundo consciente.
Todo es factible de la mano de Johan Galué, el artista marabino que hace de lo onírico su propia forma de vida.”

 

Estos tres artistas que hemos escogido como representantes del llamado “nuevo surrealismo” sin duda alguna tendrán un lugar en la historia del arte.

 

Alí Cordero Casal

 

Agradecemos a todos aquellos que han hecho posible estas exposiciones: